La Disintegracion Familiar – The Disentegration of Family

La Desintegración Familiar

Históricamente la desintegración de nuestras familias ha sido impulsada por las políticas económicas impuestas por las potencias del mundo en nuestros países de origen.

La desintegración de mi familia inicio con mi abuelo. Al ver a su familia en la pobreza se vio obligado a llegar a los EE.UU a través del programa braseros. Ya que en 1942 EE.UU requería de la mano de obra mexicana en sus campos. Debido a la segunda guerra mundial así mi madre sufrió el desprendimiento de su padre.

En el año 2000, mi madre nuevamente vio partir en esta ocasión a tres de sus hijos entre ellos mis dos hermanos menores y yo tuvieron que tomar la opción de migrar hacia EE.UU. abandonando y desprendiéndose de nuestros sueños, nuestra familia y nuestro futuro en México.

Para mi no hubo más opción que dejar a mis hijos con mi madre. La situación era desesperante o comían mis hijos o iban a la escuela. Lo recuerdo como si fuera hoy. Las lagrimas de mis hijos, las lagrimas de la separación y sobre todo el enorme vació que me llevaba a los EE.UU. y también que dejaba en ellos. Ese presentimiento de que serían años sin verlos ni tocarlos, esa frialdad detrás del teléfono en cada llamada cada tercer día, desde hace ocho años. El futuro al que nuestros gobiernos nos empujan, el drama de la desintegración familiar desde nuestros países.

The Disintegration of Family

Historically the disintegration of our families has been influenced by economic policies imposed by the world powers in our countries of origin.

The separation of my family began with my grandfather. He saw his family in poverty and felt obligated to come to the U.S. by means of the Bracero Program. In 1942, as a result of World War II, the U.S. needed the hands of Mexican workers in its fields,. That’s how my mother suffered the separation from her father.

In the year 2000, my mother saw the migration of her three children, with myself amongst them. My two younger brothers had to take the option of migrating to the U.S. They had to abandon their dreams, their family, and their future in Mexico.

For me there was no option, but to leave my children with my mother. The situation was frustrating. Either my children would eat or they would go to school. I remember it as if was today. The tears of my children, the pain of separation and above all the enormous emptiness that I took along with me to the U.S. Also what would I leave them with? Foreboding and having years without seeing them or touching them. That cold feeling behind every phone call, on every third day, for over three years. The future that our governments are forcing on us, the drama of the separation of families from our countries.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: